© 2018 Editorial Taller del Éxito

Consígalo en las principales librerías

de México, Colombia y Estados Unidos

Libreria nacional_White.png

DECIDE SER FELIZ

Y DEJA DE QUEJARTE

❧  Escribe en un papel cuál es la situación o la persona a la que le causaste daño (físico, emocional, sicológico o de cualquier índole).

❧  Piensa en ese momento. ¿Qué te llevo a hacer lo que hiciste? ¿Sentías que estabas haciendo un mal de manera consciente? ¿Por qué querías hacerle a esa persona lo que le hiciste?

❧  Ahora, vuelve a leerlo y comprende que, en ese momento, eras inmaduro, débil, estabas lleno de miedo, lo hacías casi que sin pensarlo.

❧  Piensa en esa situación como si estuviera ocurriendo ahora y abraza a esa persona en tu imaginación, siente que le das todo tu amor y tu cariño.

❧  Ahora, ya sabes que esto no lo repetirás con nadie y que has aprendido… has aprendido de tu pasado.

❧  Haz varias veces este ejercicio; si es necesario, llora, grita, expresa lo que sientes en voz alta; te ayuda a liberarte y a sanar.

❧  Primero que todo, agradecerás por el nuevo día que Dios te ha regalado. Debes tener la mejor disposición y todo el empeño para que esta sea una buena práctica.

 

Luego, harás una lista de las cualidades que te gustaría encontrar en las personas con las que te cruzarás durante la jornada.

Después, imagínate que, desde que sales de tu casa, todas ellas te tratarán como si fueras una estrella, una gran personalidad; todas te atenderán de la mejor manera y te elogiarán todo el tiempo.

Además, realizarás tu trabajo convencido de que es el mejor del mundo, así que ponte la camiseta y disfrútalo.

 

A lo largo de tu recorrido, sentirás compasión por las personas menos favorecidas y solo regalarás sonrisas, y enviarás todo tu amor hacia ellas.

A partir de todas estas prácticas, te enfocarás para no dejarte perturbar por nada. Y cuando encuentres obstáculos en tu camino —esa persona que te miro feo, que te dijo algo ofensivo, el compañero que te culpo por algo—, piensa que ella está pasando por momentos difíciles y que, al fin decuentas, este es un desahogo de sus frustraciones.

Ejercita esta rutina durante 21 días. Se te irá volviendo costumbre y aprenderás a entender que la felicidad está en tus manos.

Es cierto que como tratas a los demás es como te tratas a ti mismo. Recuérdalo: como tratas a los demás es como te tratas a ti mismo.

¿Cambia la manera de ver el mundo, verdad?

Escribe en qué área de la vida te sientes estancado. Procura tener en cuenta los dos siguientes aspectos:

  1. ¿Estás allí porque sientes que estás obligado a hacerlo?

  2. ¿Sueñas constantemente con cambiar tu realidad?

 

Ahora, comienza a pensar qué es lo que te gustaría hacer y escribe el plan de acción que te ayudará a ejecutarlo y hacerlo realidad.

 

Por más imposible que pienses que es, recuerda que ya existe en tu mente; y si ya existe allí en ese lugar poderoso, todo comenzará a cambiar.

¡Donde pones tu atención, creas tu realidad!

PLAN DE ACCIÓN

Por ejemplo: contactar a una persona, enviar un email, una hoja de vida, tomar una decisión, terminar un curso, etc.