© 2018 Editorial Taller del Éxito

Consígalo en las principales librerías

de México, Colombia y Estados Unidos

Libreria nacional_White.png

DECIDE SER FELIZ

Y DEJA DE QUEJARTE

PRÓLOGO

En el siglo primero, antes de la Era Cristiana, Horacio, el gran poeta romano, acuñó la expresión Carpe Diem, que ha sido traducida al español como “aprovecha el día”, “no te fíes del mañana” o “vive cada momento de tu vida como si fuese el último”. Supongo que si Horacio hubiese vivido en esta época, es muy posible que hubiera optado por una expresión como la que Diana escogió como título para su obra:

¡Sácale el jugo a la vida! 

 

Más allá de ser un llamado a aprovechar el momento, el título de este libro representa una filosofía de vida. Es un grito de guerra que reta a los lectores a vivir cada día al máximo, a entender que el pasado ya pasó y no hay nada que hacer para cambiarlo; el futuro es aún una posibilidad incierta y lo único indiscutible es el presente, ese instante que cada uno tiene frente a sí, ese momento efímero para construir el futuro o dejarlo pasar sin haber hecho nada con él.

 

Es innegable que muchos desperdician gran parte del tiempo viviendo en el pasado, cavilando acerca de lo que debieron haber hecho y no hicieron, reviviendo una y otra vez las caídas que sufrieron o las decepciones que tuvieron. Y además, derrochan su tiempo preocupados con las incertidumbres del futuro, con lo que les traerá el mañana, anticipando derrotas y frustraciones que ni siquiera han ocurrido. Y mientras tanto, permiten que este obsequio que les ha hecho la vida, el presente, les pase de largo sin aprovecharlo. 

 

                                       Antes de que Diana comenzara a escribir ¡Sácale jugo a la vida! sostuvimos                                        una larga conversación en la que ella manifestaba su deseo de ejercer una                                          mayor influencia en la vida de otras personas —aunque ya lo hacía a través                                            de su programa de televisión, llevando un mensaje de entusiasmo,                                                          superación y esperanza a millones de televidentes en más de veinte                                                     países—. Fue entonces cuando nació la idea de escribir un libro el                                                         cual resumiera los principios de éxito que su propia experiencia le                                                       ha ido enseñando sobre cómo disfrutar de una vida plena, logrando                                                     mantener equilibrio entre las metas profesionales, familiares y                                                               personales —meta que, sin duda, todos queremos lograr. 

 

Estoy convencido, a nadie le atrae la idea: la vida es hacer lo mejor que se pueda para sobrevivir; no todos logran triunfar, la realidad es que unos nacen con buena estrella y otros nacen estrellados; nada es completo en la vida y aceptar que no hay nada que hacer cuando se trata de cambiar las circunstancias que les rodean.

 

Al contrario, todos queremos sacarle el jugo a la vida, descubrir nuestro verdadero potencial, salir tras cada uno de nuestros sueños con la certeza de saber que contamos con los talentos y habilidades para hacer realidad cualquier sueño.

Por supuesto, que esta manera de pensar te reta a reprogramar tu mente; demanda que aprendas a ver tus posibilidades y no tus problemas. Exige te concentres en tus fortalezas y no en tus debilidades. Te insta a que te mantengas enfocado en tus metas y no en las miles de excusas que, de no tener cuidado, terminarán por robarte uno a uno tus sueños. 

Esta reprogramación es la que Diana te invita a hacer a lo largo de cada capítulo de su libro, ilustrando un principio de éxito, exponiendo cuales son las consecuencias positivas de aplicarlo y ofreciéndote unas estrategias de acción para empezar a aplicarlo en tu vida hasta lograr convertirlo en un hábito. 

Si estás dispuesto a aceptar este desafío, pues te invito a que disfrutes de un libro que te retará a descubrir la mejor versión de ti mismo. Muchos éxitos y ahora solo resta que comiences a sacarle el jugo a tu vida. 

Dr. Camilo Cruz